when life gives lemons you better pray they are lululemon... but when they are not...

THIS IS NOT YOUR PRACTICE LIFE. THIS IS ALL THERE IS

lululemon manifesto




Mi trabajo en lululemon, si no me conoces, por los últimos 3 años he sido parte del equipo de trabajo de lululemon San Juan. El cual tristemente, luego de 11 meses después del paso del huracán María va a llegar a su fin para mi y mis compañeros. El ultimo año, desde el día del huracán, ha sido fuerte por no tener contacto con nuestras cuatro paredes, nuestra comunidad y nuestro producto. Aunque hacía unos meses nos lo olíamos la compañía se tomo su tiempo en pensar y analizar cual seria su decisión, no solo por el costo de re abrir si no por otras razones también. Vivimos un limbo un poco desesperante y ansioso pero al fin la noticia llegó, y aunque no es la uno quisiera como empleado ni fan es la que hay que aceptar. No hay palabras para describir el corazón partido y la tristeza pero si puedo celebrar lo que siempre será una de las mejores experiencias de trabajo que he tenido, o tendré.

Hace cuatro años, creo, en un viaje a Boston probándome ropa y hablando con los empleados en una tienda de lululemon le dije que esa sería la única tienda retail en la que yo trabajaría si abrieran una en Puerto Rico. En ese momento estaba cerrando el capitulo difícil de ser dueña y empleada de una franquicia de dry cleaning y comenzando a tomar cursos de certificación como personal trainer. El ejercicio era parte de mi como lo había sido la gimnasia en mi juventud y la compañía me encantaba no solo por la ropa si por como eran como compañía. Fast forward al 2015 cuando me entere que la tienda llegaría a la isla, contaba con muy pocos clientes y quería tener un trabajo algo mas seguro. Mis opciones eran hacerme trainer en un gimnasio o atreverme a aplicar para trabajar en lululemon. Hice las dos y cuando casi acepto encontra de lo que me gusta hacer como trainer, trabajar en un gimnasio recibí la llamada que quería de lululemon. La historia de esa llamada fue de mucho significado y testamento de fe para mi.

Estaba frustrada de que no me habían llamado y veía que iba a tener que hacer lo que no quería. Entre lagrimas y frustración la mañana en que tenía una entrevista en el gimnasio donde estaba aplicando y conduciendo frente la iglesia San Jorge, frente a donde vivía entonces, le decía a mi esposo que como era posible que lululemon no me quisiera, no solo por mi experiencia previa y alineamiento con la compañía si no porque ese era el trabajo que quería escoger y no podía hacer nada. Mi esposo me reafirmo que me llamarían ese mismo día y que me estuviese tranquila, que fuera a la entrevista pero de lululemon me iban a llamar. Menos de una hora después antes de salir a la entrevista sonó mi teléfono con un numero de Indianapolis, contesté asustada y pensando que era alguna compañía de telemarketing y para mi sorpresa era un chico que se llamaba Brandon Cook de lululemon. Apenas contenía la emoción, el preguntándome que como en mi resume decía que había tenido un laundry a ver si yo tenía recomendación de un sastre para la tienda. Por mi mente paso, a pues no es para una entrevista así que mejor que esta conversación se acabe pronto! Pero finalmente terminó por invitarme a una entrevista 1:1 la semana después. Acto seguido llorando y sin casi poder hablar entre la emoción y relief llame a mi esposo para decirle lo que me acababa de pasar. Pase de estar triste y de ir a la entrevista en el gimnasio pensando que estaba setteling a ir con una sonrisa de oreja a oreja sabiendo que ese camino no iba a ser el mío.


El email de invitación a la entrevista, mi meta haciéndose realidad. ¡felicidad pura!

Tocando el futuro. Días antes de mi entrevista visitando el lugar donde quería estar.

Los días antes de mi gran entrevista recuerdo que se me hicieron largos y me envolvía buscando información de como eran las entrevistas, como vestirme, si me debía poner ropa de lululemon o no, y si fui con un traje. Hasta fuimos a cenar al mall y ya tenían la pared roja de construcción con el manifesto de arriba abajo, me tome una foto frente a ella fantaseando con estar al otro lado de la pared. Sabía en mi corazón que fuera lo que fuera ese trabajo era mío y nada me lo iba a impedir. Y así mismo fue, al terminar la entrevista ese Brandon Cook, quien en palabras de otro gran compañero era la biblia de lululemon porque no había detalle sobre la tienda que el no supiera, terminó por decirme que ese mismo día me enviaría la oferta de trabajo. Aunque no era la que yo aspiraba a tener fue lo que hasta dentro de una semana seré, part time educator, y en ese momento era solo seasonal hasta fin de enero con oportunidad de que me retuvisen dependiendo de mi desempeño. Por un momento, viendo los horarios que exigían y estar tan separada de Olivia en las tardes casi llegue a pensar que no lo haría y mas cuando era seasonal. Al final me di la oprtunidad de escojer el trabajo que yo quería y sabía que los horarios según me habían dicho en la entrevista se podían trabajarse al rededor de los trainings míos y me aseguraba que lululemon era basado en en work/life balance y que eso funcionara para mi sobre todo. Acepte con cierto grado de miedo pero lista para darme la oprtunidad de algo que yo quería sobre cualquier otra cosa, y oficialmente me convertí en una San Juan lemon.


Part of the San Juan TEAM!!!

¡lululemon San Juan! Uno de los primeros días montando la tienda. Trabajo extenuante y excitante.

¿Cuántas cajas vaciamos con el store opening team? cientos creo. Y esos señores nunca fueron mis amigos porque eran mas grandes que yo.

Abrir la tienda y estar ahí desde el comienzo fue para mi una bendición de la cual siempre estaré orgullosa y eternamente agradecida. Por nuestras puertas pasaron muchos compañeros inolvidables y que hicieron que ese comienzo fuera una experiencia increíble y de mucho aprendizaje. Empaparme de todo lo que era lululemon y ponerlo en practica no fue fácil, pero siempre gratificante. Supe desde un principio que eran conocimientos no solo para mi desempeño allí si no que para mi negocio como trainer. Una de las cosas mas importantes para ellos son las metas y aunque nos daba pesadez cuando nos decían que había que re hacerlas, en mi primer set aunque no me atreví a escribirlo estaba quedarme y ser empleada permanente. En mi mente nunca estuvo irme e hice todo para poder quedarme y lo logre. Cuando por fin fui permanente dije, voy a estar aquí hasta que en mi corazón sepa que es tiempo de moverme hacia adelante en lo mío. También me dedique de lleno a ser una educator fuerte, que siempre pudiesen decir que era de las mejores y que siempre contaran conmigo sin importar mi puesto. Una de mis metas grandes dentro de la compañía fue tener la oprtunidad de trabajar un shift en una tienda en Estados Unidos. Y el año pasado cuando planifique un viaje Boston decidí que allí quería hacerlo porque allí fue que le había dicho al universo que quería ser parte de esa tienda. Mi manager me ayudó a conseguirlo y hoy puedo decir que lo hice y que lo disfrute y no se me quedó sin hacer.


Goal crusher! En el break area de la tienda en Boston donde puede trabajar por un día.

Me quedare sin hacer lo mismo en Canada en la tienda original en Kitsilano en Vancouver e ir de voluntaria al medio maratón de la compañía SeaWheeze, quizás voy a tener que entrenar para ir a correrlo porque esa me duele mucho no haberla conseguido. Metas que nunca llegue a poner en papel pero antes del huracán estaban por escribirse. En paso de estos 11 meses nuestro querido Manager Marcos nos pido varias veces escribir nuestros goals, la primera vez a principio de año lo hice y fue fácil, todas fueron de cosas fuera de la tienda a diferencia de las otras veces que siempre incluíamos cosas sobre nuestro desarrollo dentro. La segunda vez ya estábamos mas metidos en la incertidumbre y mi mecanismo de defensa a penas me dejo re leer las que ya había hecho y no requerían cambio porque todas estaban en proceso. Otra parte de mi necesitaba no tener esa conexión con esa parte tan importante para lululemon porque no quería bregar con una de mis cosas favoritas de la compañía para que entonces no pasara nada con la tienda. Ahora que estoy al otro lado sabiendo el destino puedo mirar todo con otra visión y apreciar que lo voy a extrañar, pero puedo mantener viva esa pieza clave de lululemon como parte de las cosas que aprendí y continuar aplicándolo.

Algunas cosas como manejar la página de facebook y crear contenido gracias a mi esposo que muchas veces me regalo su tiempo para hacerlo y crear cosas para nuestro público localmente vinieron naturalmente porque me gustaba mi trabajo y disfrutaba de ver que la página tuviese los colores y escenarios de aquí. Otras como trabajar en el equipo de de merchandising de la tienda fueron challenges que tomé para aprender de lo que no me gustaba tanto hacer pero seguir creciendo constantemente en todas la áreas de la compañía. De esas mañanas de merch en el tiempo que lo hice, recuerdo que eran fuertes per divertidas abrir las cajas para ver que llegaba y hecharle fiero a las otras compañeras cuando había algo nuevo nítido y agarrarlo tempranito para estrenarlo en el fin de semana. Cuando mi querida Marta en la ultimas semanas me soltaba un mid rack para que lo hiciera solita, aunque me tomara 2 horas, me sentía que podía seguir desarrollando y aprendiendo para ser mas versátil en mi trabajo y mantenía mi chispa y mi pasión por el trabajo encendida.

Un task que me cayo no se de donde pero pienso que fue una de esas que me ayudo mucho a tomar cosas difíciles y descifrarlas y perder el miedo de pedir ayuda y fallar en el intento fue cuando al principio apareció en mi schedule algo que decía PN. El misterioso task era el en product notification o email semanal hacia nuestros guests locales de PR. Creado con un templete, del diablo, pero con ideas y texto sacado de la manga production mía, TODAS las semanas. Las primeras semanas yo decía pero de quien fue la idea de darme esto a mi y porque?! Nunca lo sabré pero cuando el manager, Brandon me explico y me soltó ese regalito me dijo, esto es probablemente lo único que nunca he hecho en la tienda. El tipo me explico en 10 minutos como el a su modo sabia usarlo y adiós bye suerte con esa!! Y yo con cara de lechuga, OK , sabiendo que esa vaina me iba a dar un trabajo brutal!! Me tomo fácil 3 semanas sacar el primero horas incansables dandole sin saber a cuanto botón había en el sistema. Gracias a Dios me había dicho que una de las compañeras americanas era la que lo hacía en su tienda afuera que le podía pedir ayuda. Cuando me rendí y le pedí ayuda, con miedo pero al fin le dije yo no se que rayos hacer con esto ni como se usa. Sacamos como 2 horas para hacerlo por escrito en el schedule y con su genuina paciencia y ganas de ayudarme lo logramos, ¡al sol de hoy le soy eternamente agradecida! De ahí en adelante ese PN se convirtió en parte de mi trabajo semanal, ademas que nadie mas lo quería ni regalado. Poco a poco le cogi el gusto y comence cuando podía a hacer una foto original para la imagen principal. Ahora pienso que el propósito fue iniciarme en la creación de contenido la cual ahora uso en mi instagram, facebook y este blog así que esta claro que no fue en vano. Por suerte como al año y medio decidieron eliminarlo y me liberaron de el, pero ahora como quisiera volver a hacerlo una vez mas y me ro de el estrés que me daba porque al final lo disfrutaba.


Ser parte de lululemon me quitó tiempo con ella, pero esta chiquita siempre ha estado orgullosa de mi trabajo en lululemon y sobre todo es ahora una chica ivviva y no puede esperar a que le sirvan los lulus de mami.

En los 2 años no puedo decir que no hubo momentos en que me perdí cosas de Olivia, que tuve días y semanas en que estaba explotada y que habían noches largas en las que me cuestionaba porque estar ahí. Pero siempre recordaba lo mucho que me gustaba, lo feliz que era allí y lo bien que me sentía en ese grupo de buenos compañeros. La familia de lululemon San Juan siempre luchamos en contra de la corriente en un mercado nuevo demostrando hasta en una competencia, el lemon cup, que aunque chiquitos y lejanos podíamos sudar mas que toda nuestra región. Gracias a Brandon que no solo nos ponía presión que se fajo haciendo 3 clases al día y par de compañeros que se tiraron 2 clases en algunos días lo logramos. Nos dieron un regalo con el cual Brandon nos ofreció hacer un taco party cocinado por el. La hicimos en mi nueva casa con piscina, la cual en parte logramos mi esposo y yo gracias a mi trabajo en lulu. Fue una noche épica, la primera fiesta que se hizo en la casa sin muebles ni nada y junto a un equipo que quería mucho. De mas esta decir que varios quedaron ensopados cuando nuestro ahora manager, Marcos, se tiro de bomba del trampolín.


Durante los 11 meses nuestro trabajo fue ir a sudar en la comunidad. Este grupito nos la pasamos de un lado a otro juntas tomando todas las clases y ayudándonos a sobrepasar la depre post huracán. Sin ellas esa experiencia no hubiese sido la misma.

Ayudar en los esfuerzos de recuperación en el Coliseo también nos puso sudar por nuestra isla.

Decirle adiós a una de nuestras embajadores, quien como muchos tomó la decisión de mudarse.

Cuando comenzó el cierre temporero por los daños del huracán un cierre total nunca fue lo que visualizamos, si un largo tiempo pero nunca no regresar a nuestro lemon home. El día que la desmontamos yo estaba en plena depresión y ansiedad por toda la situación post huracán, ir a hacer eso fue como enterrarla. Verla rota y en pedazos devastador para mis emociones delicadas. Un lugar que para mi era seguro y donde no solo iba a trabajar si no que a compartir con clientes y compañeros que ahora no sabía cuando retornaría a la normalidad. No quería estar ahi haciendo eso, pero tenía que hacerlo. El pasar de la navidad nos traía optimismo y comenzamos a planificar el retorno hasta que de momento el silencio comenzó. Semanas y meses hasta que inevitablemente nosotros mismos comenzamos a cuestionar que pasaría, pero con la frente en alto seguimos haciendo las clases de yoga en el mall, sudando lo mas que cada uno podía en la comunidad pues poco a poco muchos comenzaron a buscar trabajos alternos, yo empece a tener clientes y mi tiempo era poco para ir a clases pero tenía que comenzar a echar adelante y re construir mi negocio y crecerlo. Tristemente como que se nos apagaba la fe de regresar y cada uno lo sentía de una manera u otra. Para mi en marzo mi corazón supo que seria un no y mi mecanismo de defensa fue empezar a meterle duro a mi negocio como trainer y poner un poco de distancia a mi amor por mi trabajo en lululemon sabiendo que quizás iba a tener un final triste.

En esos dos años de trabajo en lululemon habían momentos en que no quería llenarme de clientes porque significaría dejar lululemon y no estaba lista emocionalmente para eso, ahora gracias a los 11 largos meses tuve tiempo para acostumbrarme a vivir sin ella pero sobre todo estos últimos 2 en los que la esperanza estaba finita. Mi pasión por mi trabajo como trainer nunca paro mientras trabaje en lululemon pero si me limite un poco, ahora tenía que aprender a ser trainer nada mas y empezar a vivir mi día día sin lululemon. Por mi bien emocional sabía que lo tenia que hacer para que mi cantazo en el corazón no fuera un schock

Nada prepara a uno para perder un trabajo pero especialmente uno tan especial como este para mi. Al fin tener cierre y salir del limbo para poder seguir adelante con lo que sea le da a uno claridad y paz para poder emprender un nuevo camino. Hace un año cuando nos toco el huracán no estaba preparada para partir, ahora si porque he tenido tiempo de visualizar que este desenlace vendría tarde o temprano, ya hace meses estaba preparando mi corazón y mi negocio para esto y con todo lo que he podido sacar de lululemon se que ahora estoy mas segura en el camino que llevo. Ser parte de este equipo me dio la confianza en que sí voy a lograr alcanzar mis metas, siempre y cuando estén claras y sean alcanzables.

Si hay algo que puedo decir es que siempre estaré orgullosa de haber de pertenecer a la familia de lululemon y sobre todo a la mía de San Juan. Y GRACIAS, porque a través de este año, con todo y el silencio sin noticias, nos apoyaron económicamente sin fallar y con un vagón lleno de agua, baterías, flash lights y comida a las dos semanas del huracán, ¡todavía no se como lo lograron! Que estoy triste, si, se me aguan los ojos con pensarlo varias veces al día y escribir esto no vino sin varias pausas con ojos mojados. Dejar algo que quieres sin que este en tus manos la decisión no es fácil. Nuestro primer Manager Brandon en varias ocasiones nos paseaba por el mall y nos preguntaba cual legado dejaría uno en lululemon. No se si tengo la contestación, pero se cual es la que la de lululemon deja en mi.


lululemon = FUN

De las primeras cosas que nuestra biblia, Brandon nos enseñó sobre la compañía fue que uno de sus core valúes era FUN, o sea que ante todo en el trabajo divertirse era esencial. En una de sus despedidas entre lagrimas nos recordó que el día que ese o cualquier trabajo para de serlo era momento de dejarlo. Siempre la pasábamos bien no importara que y en estas próximas fotos parte del FUN que tuvimos en lululemon San Juan... al menos de las que tengo yo en mis fotos.


Check in's mañaneros junto a Diego y Dominick.... con ellos en un shift siempre se gozaba.


Cuando el equipo de merch decoró nuestra vitrina para la final de Monica Puig para celebrar con nuestra comunidad tan importante evento.


San Juan Go scavenger hunt se convirtio en un evento favorito para nuestros corredores.

San Juan Go team! Never a dull moment con estas chicas y como caminamos siguiendo el evento!

The team that sweats together stays together. No siempre coincidíamos para sudar, pero a veces ocurría que nos juntábamos para pasarla bien y apoyar a nuestro ambassadors en sus clases.


Yogaversary nuestra celebración de un año. Logramos llenar el centro del mall en una clase de yoga especial para la celebración

Lunar Yoga la primera clase a la comunidad en la playa de ocean park el fin de semana de apertura. Bajo un luna roja y una noche perfecta para conocer nuestra comunidad de yoguis. Siempre fieles a nuestro in store yoga y rooftop yoga.

Aún bajo la lluvia San Juan Go fue todo en éxito las 2 veces que lo hicimos. Nos quedamos con las ganas de la 3era la que cancelamos por los huracanes.

Nuestro primer y mejor cheer station en la carrera de Divas.

El año después se nos unieron varias de nuestras guests favoritas Tata y Valerie en el cheer station.


Sweet thoughts 


educator gift para nuestro primer año celebrándolo. Fue un día que nos tomó por sorpresa porque no sabíamos de ese día.

Un cumpleaños en lululemon sin bizcocho de Victoria no faltaba. @saborazucarao

Nuestra biblia lululemon Brandon en su despedida.

Día 1 sin Brandon corazones rotos pero na tanto como en este momento.



Cuando un café contaba para uno de nuestros challenges internos de navidad y conocías un lugar nuevo y janguebas con tu partner fuera de la tienda.

Solo me queda darle las gracias al universo y a lululemon por la oportunidad de haber tenido este trabajo. No nos vamos, ni me voy de la manera que imagine pero siempre nos quedan los recuerdos de los momentos buenos y hasta los no tan buenos. La esperanza de que algún día regrese lululemon a San Juan vivirá en nuestros corazones. 

Post hurricane Black Friday. La última vez que verdaderamente trabajamos juntos como equipo para nuestra comunidad dandole lo que les gusta ropa y amistad. Si hubiésemos sabido que sería la ultima no se si estaríamos tan sonreídos. Lograr ese trunk show fue demostrarle a nuestra región que aún en nuestra circunstancia queríamos seguir aquí.

HASTA LUEGO Y GRACIAS POR TODO LULULEMON IT WAS A GREAT RIDE!




Personal Training individualizado a domicilio o en mi estudio - Online Training - Guias 

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Pinterest Social Icon

© 2018 by 2M Fitness